lunes, 15 de marzo de 2010

Revelación de lunes por la mañana

Pocas cosas me irritan tanto como los hijos de un camión cargado de reverendas hijas de puta, que se rien mientras cuentan un chiste, no pudiendon contenerse hasta el final, haciendo que no se entienda absolutamente nada y sacandole toda la gracias hasta al mejor de los chistes.
.

4 comentarios:

Petardo Contreras dijo...

Comparto la mocion!

eMe dijo...

Es verdad, dan ganas de golpearlos infinitamente!!!

:)

Mar dijo...

Y sí, no está bueno -.-

Young Desire dijo...

Yo soy de esos :D Pero la gente suele tentarse de mi risa, así que entiendan el chiste o no, terminan riéndose xD