jueves, 17 de diciembre de 2009

Feliz día Contadores (si, con mayúsculas)

Queridos y querídos colegas, quiero saludarlos en nuestro grandiosos día, a ustedes honestos y loables profesionales tantas veces denigrados por la envidia y fabulación. Espero que disfruten su día (trabajando, porque todavía no hemos conseguido quedarnos en casa este dia)y para su regocijo les dejo una pequeña fábula que he encontrado hace un tiempo en la maraña de la web y que retrata fielmente nuestra realidad.

.

¡A su salud!

.

Se murió un contador y se fue a las puertas del Cielo.

Sabido es que los contadores por su honestidad siempre van al cielo. San Pedro buscó en su archivo, pero últimamente andaba un poco desorganizado y no lo encontró en la maraña de papeles, así que le dijo:
- "Lo lamento, no estás en la lista...".

De modo que el contador se fue a la puerta del infierno y le dieron albergue y alojamiento inmediatamente. Poco tiempo pasó y el contador se cansó de padecer las miserias del infierno, y se puso a mejorar las condiciones allí imperantes.

Con el paso del tiempo, ya tenían productividad absoluta, sistematización de los circuitos administrativos, ahorro en los sistemas de calefacción (que permitieron adquirir sistema de monitoreo de cenizas, aire acondicionado, inodoros con drenaje, escaleras eléctricas, equipos electrónicos, redes de telecomunicaciones, programas de mantenimiento predictivo, sistemas de control visual, sistemas de detección de incendios, termostatos digitales, etc., etc., etc.) y el "Conta" se hizo de muy buena reputación.

Un día Dios llamó al Diablo por teléfono y -con tono de sospecha- le preguntó:

-"¿Y... cómo estas por el infierno?"

-"¡¡Estamos a todo trapo!!! Tenemos ISO 9001, productividad absoluta, sistematizados los circuitos administrativos, aire acondicionado, inodoros con drenaje, redes de telecomunicaciones, programas de mantenimiento predictivo, sistemas de control visual, sistemas de detección de incendios, termostatos digitales, Internet, etc. y lo que es impagable es que cuando tengo un problema de cualquier tipo, pero de cualquier tipo lo llamo (no importa ni la hora ni el día) y le paso el problema a él para que se ocupe y lo resuelva. Además lo hago culpable de cuanta cagada yo me mande y repercuta en la Organización, y el tipo siempre ahí, escuchando y aconsejando mejor que un sicólogo, y encima le pago mal, tarde y nunca.
Y no sé cuál será la próxima sorpresa del contador!".

-"¿Qué?, ¡¿QUÉ?!. ¿Tenés un contador alla?? Eso es un error, nunca debió haber llegado ahí un contador. Los contadores siempre van al cielo, eso está escrito y resuelto ya. ¡Mandamelo inmediatamente!".


-"¡Ni loco!. Me gusta tener un contador en la organización... y me voy a quedar con él eternamente".


-"Mándamelo o...... ¡¡¡TE DEMANDO!!!...".

Y el Diablo, con la vista nublada por la tremenda carcajada que soltó, le contestó a Dios:
“-¿Ah Sí? ......y por curiosidad...

¿De donde vas a sacar un abogado?”

.

6 comentarios:

Indignada dijo...

jaja muy bueno.
Feliz ´día!!

Marian dijo...

Jajajjaaa, muy bueno la verdad. ¡Feliz diaaaaaaaaaaa! Espero que lo festejes con algo más que números.

ger dijo...

qué bueno que no soy abogado jajaj

feliz día contadores =D

eMe dijo...

Es uno de los mejores chistes. Cada vez que lo escucho me hace reír como si fuera la primera vez!!! Felicitaciones atrasadas!!!

oscar luna dijo...

No me enorgullece esta carrera que sólo me ha dado frustraciones e ingratitudes

oscar luna dijo...

No me enorgullece esta carrera que sólo me ha dado frustraciones e ingratitudes