domingo, 16 de diciembre de 2007

Dos pájaros de un tiro


Una suma es algo que acaba siendo una respuesta y empieza siendo un misterio. Así que por ahora, lo único que Serrat más Sabina puede dar como resultado es un millón de preguntas: ¿Qué van a hacer? ¿Cómo mezclarán en el escenario? ¿Qué repertorio ofrecerán? ¿Qué músicos van a acompañarlos? ¿Cantarán juntos?… Sabina más Serrat juntan dos eses, igual que la sorpresa, pero todas las personas que vayan a ver sus conciertos lo harán caminando sobre seguro, tanto por lo que saben que tienen ganado de antemano como por lo que saben que van a ahorrarse: la poesía, el talento y la emoción son buenas para el espíritu y son lo contrario de la música basura, que engorda pero no alimenta.


Como la gira se llama Dos pájaros de un tiro, seguro que a sus seguidores les intrigará no sólo qué va a ocurrir cuando esta doble pareja de eses y jotas cante a dúo, sino, sobre todo, que va a pasar cuando se cambien las canciones: ¿A qué sonarán “Y sin embargo” o “Eva tomando el sol” en la garganta de Joan Manuel? ¿Qué va a a hacerles Joaquín a “Esos locos bajitos” y “No hago otra cosa que pensar en ti?” ¿Se imaginan a Velázquez pintándole una menina a Goya en La maja desnuda? Es raro, pero seguro que va a ser algo parecido y que, al final, todo resultará tan lógico que casi da ganas de revolver el futuro con el pasado y apostar cuatro versos a que lo que les pasó a los que vayan a ir al espectáculo es que “supieron que Serrat ya conocía / Calle Melancolía / y que Sabina escrito del revés / también dice Tarrés.” Y en cuanto a ellos, quién sabe qué sentirán al ser dueños por un día de algunas de las canciones que más hubiesen querido que fueran suyas, pero no me cuesta excesivo trabajo imaginarme a cualquiera de los dos en su casa, nada más terminar la gira, sentados a una mesa y escribiendo:


“Ser tú fue un poco más que transformar / mi casa en tus talleres. / Cantar canciones de otro es tantear / su vino, su tristeza y sus mujeres.”


No creo que los espectadores que vean a Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina salgan de los conciertos con la sensación de haber matado dos pájaros de un tiro. Me juego algo a que es justo al contrario: se van a ir a casa seguros de que ese pájaro de dos cabezas está más vivo que nunca y que las canciones que sus dos mitades compusieron a solas han vuelto a ser compuestas por primera vez en cuanto se han juntado. Qué lujo.


Benjamín Prado


Bueno eso se lo robé a Benja. Así que como corresponde le garpé el crédito.
Mamá y Vicky querían ir al recital así que Diego que es re bueno las va a llevar esta noche. Sabina me gusta, aunque no tanto como para pagar $ 170. Quizá por $ 50 iba por las mias. Y de Serrat escuché poco y nada.
Espero esté bueno.
Adios.

7 comentarios:

Pumpkins dijo...

hay q ternura...

ya esta, mama y vicky estan re contentad me imagino...

KAZ dijo...

Serrat, Sabina, dos grandes...

Y el Negro, que les hizo el dibujo también.

Saludos!

Natu dijo...

siii debe ser un buen show!A mi me hubiese gustado ir cheee!!!!
Beso

PauLy dijo...

Yo me quede con las ganas de ir a verlos... Igual que año pasado. Juro que la próxima vez que venga voy asi tenga que vender un riñon para comprar la entrada... bueno, capaz no tanto jejeje

Conta como estuvo

Dalma dijo...

cierto lo que dice Pauly...ahora ya tenes las respuestas a las preguntas...o sea, conta!

Gioconda dijo...

Yo no fui a verlos pero gente que fue me dijo que están geniales!
Saludos!

El MeLLi dijo...

Pump: Y si, espero que por un tiempo no rompan las bolas

Kaz: Piola el dibujo. Lo nombraron en una poesia que leyeron durante el recital a fontanarrosa.

Natu: No estuvo mal. Me hubieras dicho y las llevabas vos a mi vieja y a mi novia.

Pauly: Se cotizan en alza los riñones. Te alcanzaba para palco vip.

Dalma: No tengo mucho que contar. Estuvo bueno. Cantaron temas a duo, uno temas del otro, temas de cada uno. Lo mejor fue cuando se cargaron mutuamente, un cago de risa.

Gioco: La gente que fue tiene razon.