viernes, 22 de febrero de 2008

Sueños rotos

En base a los problemas que tuve últimamente para viajar, creo que a este blog le voy a tener que agregar una nueva etiqueta denominada "Medios de Transporte". La temática que pienso abordar en este rubro será la de los pelotudos/as al servicio de las empresas de transporte público de pasajeros.

Después del altercado con el boletero del Ferrocarril San Martín de la semana pasada, hoy tuvimos un nuevo inconveniente que ya mismo les paso a comentar.

Como cada mañana me dirigí a tomar el colectivo 24 con el que viajo al trabajo. Dado que sale desde Villa del Parque tengo la suerte de poder viajar sentado. En el ritmo de vida que llevo hoy en día, cada minuto que tengo para dormir es preciado. Por tanto, viajar sentado equivale a viajar durmiendo. Son 45 minutos de yapa.

De repente me despierto, sobresaltado, mientras siento una mano tocándome el hombre. BOLETO, me dice el chancho, con mala y un tono seco como lengua de gato. Supongo que ya me lo habría pedido, pero yo no lo había escuchado por obvias razones. Tardé unos segundos en reaccionar. Miré y acabábamos de cruzar Pueyrredón. El muy hijo de puta me había robado 10 minutos de mi sueño. ¿Con que derecho? ¿Como lo despiertan a uno así de su reposo, tan solo para pedir un boleto? ¿Dónde se ha visto tal atropello a la razón?

Ya de mal humor, comencé a buscar mi boleto. Vaya uno a saber en que bolsillo lo había dejado. Mientras tanto el chancho prosiguió con su tarea de fastidiar pasajeros hacia el fondo del colectivo. Después de revolver un poco, encontré el bendito boleto. Entonces, con mi mejor cara de culo, esperé que viniera por mi. Pero nunca lo hizo.

¡El infeliz me despertó para pedirme el boleto pero nunca volvió para chequear que yo lo tuviera! ¡Infeliiiiiiiiiiiiiiiiiiz! Cuando terminó con lo suyo se quedó paradito adelante. A mi ya me faltaba poco para bajar. Entonces pensé en ir a decirle "tomá, acá tenés tu boleto" y acto seguido tomar la birome con la que marcaba los boletos y clavársela en un ojo. Total mi asiento carecía de sentido una vez que me habían despojado de mi sueño.

Pero, con que sentido, si el daño ya estaba hecho. Y era irreparable.

18 comentarios:

Zeb dijo...

O es una conspiración en tu contra, o tenes mucha mala suerte...

Hace bocha q no se sube un chancho a los bondis q tomo...

Supongo q el mal humor del tipo se debía a q mientras vos tenías esos 45 minutos para dormir, él ya estaba laburando...
Aunq claro...eso no le da derecho a joder a los demás!

Si armás una cruzada contra los chanchos y los vendedores de boletos del tren, yo me uno a vos!

Anónimo dijo...

jajaja muy buen relato, pero en serio que mala suerte que tenes. Y que hdp el chancho que te desperto, pero eso me pasaba cuando iba a ciudad universitaria, pero no subian 1 vez sino 2 o 3 veces. :-(
Saludos, Dana

El MeLLi dijo...

Zeb: A tal punto estoy pensando estoy pensando que existe tal conspiración en mi contra que iba a titular al post como "el mundo contra mi" pero al final lo cambie por este que era mas "artístico".

Dana; Bienvenida y gracias por el halago.

Cecilia Fernandez dijo...

Vamos mal melli.... vamos mal!! jeje
lamentablemente no puedo decir lo mismo porque soy mujer, y siempre me miran con cariño cuando me piden el boleto =P...
te invito a mi blog de imágenes... hecho para compartir sensaciones y despejar la mente... besos

http://despejolamente.blogspot.com

El MeLLi dijo...

Ceci: Y bueno, aprovecha lo que dios te ha dado, esta bien. Y ya pasé por tu blgo fotografico.

Naranja Silvestre dijo...

Uh...si seguimos así pronto veremos en Cronica TV: "Joven Contador Público clava ábaco en ojo de boletero"


Beso

P

El MeLLi dijo...

Naranjita: Gracias a dios, hace mucho tiempo atras, el ábaco fue reemplazado por calcudoras. Luego, reemplazamos las calculadoras por computadores. El miedo que tenemos ahora, es que las computadoras lleguen a reemplazarnos.

Pero por otro lado es probable que termine clavando algun objeto punzante (birome, lapiz o similar) en el ojo de algun boletero. Caso contrario, lo golpeare con algun objeto contundente que tenga a mi alcance al momento de cometer el ajusticiamiento.

Fidelino dijo...

Yo me hago dormido en el tren para que no me pida boleto!! jejejeje...

El MeLLi dijo...

Fide: Yo ni siquiera me tuve que hacer el dormido porque realmente estaba dormido, pero el muy conchudo me despertó.

PauLy dijo...

Yo creo que deberias haberle clavado la birome, asi la proxima vez antes de despertarte lo piensa 2 veces :p

Lane dijo...

eso no se hace, claramente. De todas formas yo no puedo dormir en los bondis, pero ese sería otro tema que no tiene nada q ver acá.
Perdón que no hice el juego, ya lo haré, realmente estuve pensando las palabras para buscar en mi blog y no se me ocurren, pero en cuanto lo sepa, seguramente lo publique!!

besos sr!

Pumpkins dijo...

pero dalee

eso pasa una vez cada dos anosss (no se como es la n aca en este tecladooo)

El MeLLi dijo...

Pauly: Si, quizá hubiese sido lo mejor para todos (salvo par él).

Lane: La capacidad de dormir o no en el colectivo sería tema para otro post. Y el juego, bueno, hágalo si quiere. Igual a mi me costo decidir las palabras que poner y como verás mucho no acerté.

Pump: Si pasa poco, pero no debería pasar nunca. Es una injusticia.

SIL dijo...

Buenas!! còmo te entiendo!! a mi me pasaba lo mismo cuando iba a San Martin a las 6 de la mañana y tenìa 1:15hs de viaje, pero no me depertaba el chancho (no habìa lugar para que subiera), sino las personas que iban a donde yo trabajaba para preguntar hasta que hora estàbamos ggrrrr

Que lindos que son esos minutos de sueños...hasta que te los roban claro.

LLeguè acà por el blog de Horacio, beso!

Maga Viajera dijo...

Tienes un premio en mi blog...pásate a recogerlo!!!

El MeLLi dijo...

Sil: Eso si que ya es demasiado. No creo que yo pudiese soportarlo.

Maga: Voy por el

Horacio dijo...

los chanchos son nefastos

pero el boleto va siempre en el mismo bolsillo!!!!!

El MeLLi dijo...

El boleto suelo meterlo en la billetera, pero ese dia, maldita casualidad, no lo había echo.