lunes, 14 de abril de 2008

La paja en el ojo ajeno

La frase dice algo así como que vemos la paja en el ojo ajeno pero no la viga en el propio. Y nuestro gobierno (el anterior y el actual, que son mas o menos lo mismo) son un claro ejemplo de aquella frase.

Para que lo vean les dejo acá una nota que salió en el diario Crítica de la Argentina (de Jorge Lanata), que no es muy conocido aún, el dia domingo. Trata sobre una planta papelera que está instalada en San Pedro y es propiedad conjunta de Clarín, La Nación y el Estado nacional. Contarminan acá y se rasgan las vestiduras porque en Uruguay instalaron una papelera mucha mas moderna y seguramente menos contaminante.

En el vínculo que les dejé está todo el diario del domingo completo, en PDF, así que aquel que quiera leerlo se tendrá que tomar el trabajo de buscar la nota.

Y después, cuando vayan a votar, acuerdensé de esto. Y también de la bolsa de Felisa Micheli, del caso Skanska, de la manipulación en el INDEC, de los ataques constantes a la prensa, de la crisis energética y etc. etc. etc.

Que lo disfruten.

7 comentarios:

Pumpkins dijo...

volve a recordanos esto cuando haya votaciones

:D

El MeLLi dijo...

Pump: Voy a hacerlo, no te preocupes

Horacio dijo...

el vendido de lanata que primero explique él sus negocios turbios con fontevecchia

y yo cuando voy a votar me acuerdo de la desocupación, de la indigencia, de la mortandad infantil, de la desnutrición

Anónimo dijo...

Todos items ABSOLUTAMENTE resueltos ( o casi) por el Gobierno.

El MeLLi dijo...

Horacio: Seguramente Lanata no sea un santo. Tampoco Fontevecchia. Pero ellos no son los dueños de la planta, sino el gobierno. Si querés otro dia hablamos de los dos muchachotes.

Anónimo: ¿Resueltos? Y en caso de que estén resueltos, habría que ver de que forma. Y el anonimato nunca es bueno.

Pau dijo...

Pero melli, vos que te pensabas?? Obvio que funcionan así las cosas! No te olvides que vivis en Argentina, donde el que no come se deja comer...

El MeLLi dijo...

Pau: Yo ya lo sabía (o eso creo). La idea era avivar algunos giles.